Datos personales

Mi foto
Terapia Emocional, regresión, técnicas chamanicas, reiki usui, tratamiento con gemoterapia, aroma terapia, magia con velas, rituales y tarot. Si estáis interesados en realizar alguna consulta o cursos mandar un correo con vuestro teléfono o correo electrónico y yo me pondré en contacto con vosotros.

martes, 26 de abril de 2016

LA MEDICINA ANIMAL "carta para la 17 semana del 2016"

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
EL CIERVO
La Gentileza

Ciervo…
Tan gentil
Y cariñoso eres…
La flor de la ternura,
Un abrazo en la distancia.


Un día una cervatilla oyó cómo el Gran Espíritu la llamaba desde la cumbre de la Montaña Sagrada. El ciervo empezó inmediatamente a seguir el sendero. No sabía que un demonio espantoso guardaba el camino hasta el tipi del Gran Espíritu. El demonio trataba de impedir a todos los seres de la creación que se conectara con el Gran Espíritu. Quería que todas las criaturas  del Gran Espíritu sintieran que este no deseaba que le molestaran. Esto hacia que el demonio se sintiera poderoso y capaz de provocarles miedo con su presencia.
La cervatilla no sintió ningún temor cuando se encontró con el demonio. Esto era curioso, porque el demonio era el arquetipo d todos los monstruos horribles que han existido jamás. Respiraba fuego y humo y hacía  un sonido espantoso para asustarla. Cualquier criatura normal había huido o se había muerto de miedo allí mismo.
Sin embargo, la cervatilla le dijo gentilmente al demonio:
-          Por favor, déjame pasar. He venido a ver al Gran Espíritu.
La mirada del pequeño animal estaba lleno de amor y compasión por ese gigantesco demonio bravucón. El demonio estaba asombrado por la ausencia del miedo de la cervatilla. Por más que lo intentó, no podía asustarla, porque su amor había penetrado en su corazón desagradable y endurecido.
Muy a pesar del demonio, su corazón duro como la piedra empezó a derretirse, y su cuerpo se encogió hasta el tamaño de una nuez. El amor persistente de la cervatilla y su gentileza había hecho que el demonio se derritiera. Gracias a esta gentileza y cariño que encarna el ciervo, la senda está ahora despejada para que todos los hijos del Gran Espíritu alcancen la Montaña Sagrada sin tener que sentir a los demonios del miedo bloqueando su camino.
El ciervo  nos enseña a usar el poder de la amabilidad para tocar los corazones y las mentes de los seres heridos que están tratando de mantenernos alejados de la Montaña Sagrada.
El ciervo se ha abierto camino hoy en tu vida y te está pidiendo que descubras la gentileza del espíritu que sana todas las heridas. Deja de esforzarte tanto en hacer que los demás cambien, y ámalos como son. Emplea la amabilidad en tu situación actual, y se cálido y amable como la brisa de verano. Esta es tu herramienta para resolver el dilema en el que te encuentras. Si la usas, te conectaras con la Montaña Sagrada y el Gran espíritu te guiara.
Josan El Alquimista

No hay comentarios:

Publicar un comentario