Datos personales

Mi foto
Terapia Emocional, regresión, técnicas chamanicas, reiki usui, tratamiento con gemoterapia, aroma terapia, magia con velas, rituales y tarot. Si estáis interesados en realizar alguna consulta o cursos mandar un correo con vuestro teléfono o correo electrónico y yo me pondré en contacto con vosotros.

sábado, 26 de julio de 2014

Agenda 2014 "AGOSTO"

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>


AGOSTO

Cuando entramos en una herboristería, si estamos atentos  y buscamos encontraremos unos curiosos frascos de aceite, y en el veremos un pequeño pájaro impreso en la parte delantera de ellos,  un pequeño y hermoso Colibrí, los chuparrosas.
El pecho rojo del colibrí  alberga el espíritu de los guerreros.
Los colibrí, los podemos encontrar en América del norte y del sur. Mientras algunos se crían en zonas frías, la mayoría de ellos prefieren el calor tropical, donde el tabaco, la vainilla, y las flores crecen durante estaciones más largas. Las tribus indígenas fueron las primeras en prestar atención a los colibríes. Estos pájaros que tienen una movilidad sorprendente, volaban de arriba abajo y de abajo a  arriba, y la forma de su pico es distinta de los otros pájaros. Su tamaño y su alimentación no deja transcurrir su ferocidad, ya que ellos son capaces de luchar entre si y entre animales más grandes por defender su territorio.
Los indios Chaimas creían que los colibríes era la encarnación de sus ancestros guerreros, que custodiaban a sus descendientes. En las culturas de América del norte y del sur se contaban historias de colibríes que robaban vainas de tabaco a los invasores y así se aseguraban de que las tribus conservasen su propia magia y poder.
En algunas historias, el colibrí perdía la memoria  y tenía que regresar para volver  a llevarse las vainas,  esta historia permitía que los miembros de la tribu pudieran cometer errores, siempre y cuando uno se diera cuenta y tratara de corregirlos.
En una historia de los Hopi, el colibrí hacia de Golem y cobraba vida para llevar alimentos a los niños que pasaban hambre y reunirlos finalmente con sus padres.

Hechizo de la chuparrosa

Si deseas conseguir el apoyo de la Chuparrosa (colibrí) para una acción mágica, dirígete a ella como si se tratara de un antepasado venerado.
Estate preparado con una ofrenda de tabaco o vainilla y cumple siempre tus promesas.
Hallar el deseo de tu corazón.
Las leyendas del colibrí hablan de aprender de los errores y de hallar maneras más prosperas en circunstancias aparentemente imposibles. En nuestros días, este obstáculo es algo que habita en el interior de nuestro propio pecho rojo y latiente.
Encuentra una vela de chuparrosa en una herboristería, o consigue un tarro con una vela para siete días y pinta o engancha en el tarro una imagen del colibrí con el pecho rojo.
Alrededor de la vela, pon hojas de tabaco, vainas de vainilla o flores frescas.
Cada día, durante cinco minutos, enciende la vela y di:

Pequeño pájaro,
Poderoso guerrero,
Muéstrame mis batallas,
Y dime como puedo ganarlas.
Muéstrame cual es mi mejor arma,
Ingenio, misericordia o combate.

Mientras prende la vela, piensa en el colibrí y en l9o que puedes hacer con lo que le ha sido dado. Con el tiempo, aparecerán visiones que te dirán lo que puedes hacer con lo que te ha sido dado.

Correspondencias de AGOSTO


Piedra: Peridoto, Cornalina

Planeta regente: Sol

Flor: Gladiolo, Amapola

AnimalSalmón o Esturión, Puma





                                            
http://elalquimistadelanoche.blogspot.com

                                                                     el.alquimista.de.la.noche@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario