Datos personales

Mi foto
Terapia Emocional, regresión, técnicas chamanicas, reiki usui, tratamiento con gemoterapia, aroma terapia, magia con velas, rituales y tarot. Si estáis interesados en realizar alguna consulta o cursos mandar un correo con vuestro teléfono o correo electrónico y yo me pondré en contacto con vosotros.

lunes, 24 de octubre de 2016

LA MEDICINA ANIMAL "carta para la 43 semana del 2016"

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
13
El coyote
El embaucador


Coyote diablillo volviste a engañar me tengo que sentarme a pensar porque lo hiciste
Existen miles de leyendas y cuentos acerca del Coyote, el gran embaucador. Muchas culturas indígenas lo llaman el perro de la medicina. Si te ha salido la carta del Coyote, puedes estar seguro de que se acerca algún tipo de medicina, que quizás te guste o quizás no. Pero cualquiera que sea la medicina, buena o mala, puedes estar seguro de que te hará reír, incluso dolorosamente, también puedes estar seguro de que el coyote te enseñará algo sobre ti mismo.
El Coyote posee numerosos poderes mágicos, aunque no siempre funcionan a su favor. Se deje engañar por sus propios o por sus propios embustes. Es el gran embaucador que se engaña a sí mismo. El mismo está más sorprendido que nadie del resultado de sus triquiñuelas. Está en su propia trampa. Y, sin embargo, de alguna manera consigue arreglárselas para sobrevivir. La experiencia puede dejarle molido y dolorido, pero enseguida estará listo para cometer una equivocación todavía más grande, sin acordarse de aprender de sus errores. Nunca se da por vencido, pero más batallas que pierda.
El Coyote es sagrado. Es la locura de sus actos vemos un espejo de nuestra propia estupidez. Mientras va de un desastre a otro, perfecciona al máximo el arte del autosabotaje. Nadie puede embaucar tan ciegamente a los demás y así mismo con tanta gracia y facilidad como este embaucador sagrado. El coyote se toma tan en serio a sí mismo que hace veces es incapaz de ver lo evidente, por ejemplo la aviso nadadora que está a punto de aplastarlo. Por eso cuando la tiene encima sigue sin creérselo.
“¿de verdad era una apisonadora?” tengo que ir a verlo dice y una vez más lo vuelvo a aplastar.
La medicina de este embaucador contiene 1 mol ancestral. La broma cósmica no se refiere sólo a nosotros, sino a todos los demás, siempre que siga al coyote o tenga una medicina potente del Coyote. Alguien así podría convencer a los demás de que una mofeta huele a rosas, pero lo cierto es que sigue siendo una mofeta.
Si te ha salido la carta de la medicina del Coyote, tienes que despertarte. Cuidado tu casa de cristal puede derrumbarse en cualquier momento. Todos tus espejos pueden hacerse añicos. El embajador divino te persigue, y podría alcanzarte. El coyote se rasca bajo los brazos. Ejecuta una danza delirante. Prende fuego a la punta de su cola cuando jugando con fósforo. Para ponerse a salvo, salta al estanque y casi se ahoga. El coyote seduce una estatua de hormigón. Cree que ha encontrado un hueso, pero es una serpiente de cascabel. Todos contemplan esta escena cósmica. El coyote eres tú, yo trampas explosivas, aviones con lavabos que no funcionan, citas a ciegas y todas las situaciones cómicas y caprichosas que nos encontramos a lo largo de la vida. Prepárate para más risas, muchas más.
Que asciende la superficie de tu experiencia. Pregúntate qué es lo que de verdad está haciendo el y por qué. El coyote es tu medicina. Te gasta bromas a ti mismo. Trata de engañar a un adversario. Alguien te está embarcando. Quieres darle al raro de la oficina el número de teléfono de esa nueva secretaria tan guapa. Quieres gastarle una broma a tu mejor amigo. Cuándo fue la última vez que hiciste algo solo porque era una locura y te parecía divertido.
Por otra parte, quizás no sea consciente de tus propias tonterías. Puede que te hayas convencido a ti mismo, a tu familia, a tus amigos e incluso al público en general de que sabes lo que haces. Pero escucha, Coyote. Te has dejado enredar por tu propio embuste. Has creado un engaño que desconcierta, aturde y confunde. Recoge los ojos de prestidigitador del suelo y vuelve a colocarlos en sus cuentas. Date cuenta del genio de tus actos de autosabotaje. Mira lo divertido que es y ríete, embaucador, ríete.

Perderás la jugada, si no puedes reírte de ti mismo y de tus payasadas locas. El coyote siempre acude cuando las cosas se ponen demasiado serias. La medicina consiste en reír y bromear para poder adoptar nuevos puntos de vista. Si posees la medicina del Coyote, puedes emplearla para animar a esos viejos recatados, para darles alegría a una fiesta o para escapar fácilmente de una conversación pesada. Mira el lado positivo de sabotear. 
El Alquimista De La Noche

No hay comentarios:

Publicar un comentario